Esta asignatura corresponde a las materias teológicas en su área de sistematización doctrinal.

El ramo de Teología Sistemática I, ofrece al estudiante en su primera unidad un panorama y reflexiones fundamentales sobre el quehacer teológico, su objeto, su relación con otras disciplinas, las ramas de la teología y las características y sistemas de la teología evangélica conservadora.

La segunda unidad  se consagra a las formas de revelación divina y al estudio de Dios, su persona, su naturaleza, atributos divinos, evidencias (vías) de su existencia, obras en la creación, en las personas y en la historia de la salvación. Concluye esta unidad con un análisis de la naturaleza, clasificación carácter y actividades de los ángeles, y de los demonios a partir de las afirmaciones bíblicas.

El eje de la tercera unidad se centrará en la doctrina del hombre, su origen, sus diversas concepciones, su estado original, y precisamente al analizar al hombre como pecador, se reflexionará sobre el mal y el pecado en el mundo.